Pan dulce y Feliz Navidad!!


Hola a todos aquellos que siguen estos posteos erráticos. Luego de estar haciendo pan durante todo el año (aunque ahora con el calor por estos lados use menos el horno) no podía faltar la receta del Pan dulce, que tradicionalmente comemos para las Fiestas de fin de año acá en Argentina, aunque sea un pan hipercalórico más propio del hemisferio norte, jajaja. Como hay varios seguidores que en este momento están sufriendo un frío bastante intenso allá por Estados Unidos y Europa a ellos va dedicado este post, para calentar las pancitas y las almas.

La receta es del cuaderno de recetas de familia, un aporte de mi cuñada Marta (transcribo literalmente)


Pan dulce.

Esponja:

Harina, 1 cucharada panzona

Levadura fresca, 50 g

Agua tibia, 1/3 de taza

Azúcar, 1 cucharadita


Masa:

Azúcar, 200 g

Manteca blanda, 125 g

Ralladura de un limón

Agua de azahar, 3 o 4 gotas

Extracto de malta, 2 cucharadas

Huevos, 4

Harina 000, 1 kilo y algo más

Leche, 1 taza

Frutas secas, 1/2 kg (nueces, almendras, castañas, avellanas)

Huevo batido, 1


Disolver la levadura en el agua tibia, junto con el azúcar. Agregar la cucharada de harina y mezclar hasta obtener un engrudo. Tapar y esperar que se forme la esponja.


Colocar la harina en un bowl y realizar un hueco en el centro. Incorporar en el centro la esponja de levadura, la manteca, el azúcar, la ralladura de limón, el agua de azahar, el extracto de malta, la leche y los huevos. Mezclar los ingredientes con la mano, se le agrega leche de ser necesario. Unir y formar un bollo que se despegue de las paredes del bowl. Pasar la masa a la mesada y estrellarla varias veces hasta obtener una masa suave.

Pintar la masa con manteca, ponerla en el horno (apagado) o donde esté a salvo de corrientes de aire y dejarla toda la noche.

A la mañana siguiente llevar la masa a la mesada enharinada y estirarla formando un rectángulo, cubrirla con frutas secas y enrollarla como un pionono. Amasar bien hasta que la fruta se distribuya de manera uniforme.

Luego cortar la masa en 3 o 4 porciones y colocar en moldes de pan dulce, llenándolos hasta la mitad de la altura. También se puede realizar un bollo y hornearlo sin molde. Cubrirlos con un paño y dejar leudar hasta el doble de su tamaño original.

Pintarlos con huevo batido y llevarlos a horno moderado (220º) durante aproximadamente 35-40 minutos. Dejar enfriar sobre rejilla.

Con esta receta hoy obtuve unos 2 kilos de masa y me rindió 4 panes dulces de 500 g y tres pequeñitos.

En la foto uno de los que horneé en macetas de barro, una opción vistosa para regalar.

Espero que lo hagan y lo disfruten en familia. La receta es larga, pero no es difícil de hacer (es más complicado leerla).

Feliz Navidad a todos!!

Pan milagro


Tanto tiempo sin postear!! Siempre cuando está llegando el fin de año parece que el tiempo se escapa sin que podamos detenerlo...he estado haciendo mil cosas, pequeñas vacaciones en Puerto Madryn (Patagonia Argentina) incluidas. Nos dimos el gusto de navegar y hacer un avistaje de ballenas francas, que me dejo fascinada, son unos animalitos increíbles. Si pueden hacerlo no se pierdan un paseo por el sur argentino, a cada paso surge una experiencia única...
Como ya estamos casi en verano se podrán imaginar que casi no prendo el horno para hacer pan, aunque de vez en cuando (y a riesgo de que me echen de casa, jaja) despunto el vicio con algún pancito y aprovecho para probar recetas.
En este caso es el famosísimo pan Milagro, muy divulgado entre los blogs panaderiles. hace mucho vi esta receta en el blog de Su, pero no fue sino hasta que tuve mi olla de vidrio templado que pude probarlo. El resultado es muy bueno, para lo fácil del pan. Mi único problema es que me costó un poco desmoldarlo, veré si en la próxima lo soluciono con un trozo de papel manteca.
esta es mi versión y en el blog Webos fritos, la original.

Pan Milagro
Harina 000, 200 g
Harina integral, 265 g
Agua tibia, 265 ml
Aceite de maíz, 30 ml
Sal, 1 y 1/2 cc
Levadura seca, 2 cc

En un bol colocar la harina y la sal, mezclarlas levemente. Formar un hoyo y colocar el aceite. Mientras tanto diluir en el agua la levadura. Volcar de a poco el agua con la levadura en el centro del hoyo e ir formando la masa. Una vez formada, amasar durante 10 minutos, bollar y colocar en una olla de vidrio templado (tipo Pyrex) con tapa previamente aceitado. Espolvorear la superficie del pan con harina o pintar con leche o aceite y colocar semillas. Yo lo dejé reposar media hora y luego lo llevé a horno frío (recién encendido) a 220º por 40 minutos y voila!
Sorprendente, no?
Edito: Se dió cuenta mi mamá, jeje. El pan se cocina con la olla tapada. Eso crea un ambiente húmedo que colabora con la formación de la costra y se dora perfectamente.

No-knead bread


Lista con viñetas
Como recordarán el 16 de octubre fue el día mundial del pan, y un poco más tarde se publicó el round up con las recetas aportadas desde todos los rincones del mundo. Uno de los primeros post que leí fue el de Arantza, me dió curiosidad asomarme al blog de esta vasca viviendo en Canadá. Ella presentó una variedad de panes siguiendo el método de los 5 minutos. Ahí mismo me pregunté que era eso de los 5 minutos y como no me había enterado de ello?? Siguiendo su link pude leer sobre el método desarrollado por Jeff Hertzberg y Zöe FranÇois, dos panaderos aficionados de USA. El método trata de una masa básica, elaborada en forma sencilla y sin amasar, con un alto contenido de agua,que es junto con el tiempo lo que produce la activación del gluten. La masa puede ser mantenida en la heladera hasta por 14 días, y de ella se van tomando trozos para ser horneados cada día. La receta original en inglés la pueden encontrar acá y aquí en español, junto con un video explicativo (Gracias Eva!).
Les cuento mi experiencia. Como positivo, es una manera eficaz de tener a mano masa preparada para hornear cada día, lleva más de 5 minutos hacerlo, ya que la masa debe leudar 2 horas antes de ser llevada al horno, pero de todos modos se realiza un bollo y luego solo hay que dejarlo levar. El sabor es muy bueno, y la textura también, llena de hoyitos que nunca me salen con el amasado tradicional. He utilizado masa hasta de 5 días, porque en las cantidades de la receta no me dura más (comemos mucho pan en casa) y los resultados fueron muy buenos. Lo negativo es que solo salen panes blancos (en el libro se explican diferentes variedades y en el blog de los autores está la variedad integral, que todavía no probé). Otro aspecto negativo es que por la consistencia de la masa (bastante chirla, por cierto) solo pueden lograrse hogazas, probé colocar en un molde, pero se me pegó toda la corteza...
Y lo más positivo de todo: leyendo y queriendo saber más resulta que encontré un libro de Peter Reinhart (el gurú del pan artesano) que habla de estas nuevas formas de hacer pan, que ya está en mi wish list de amazon...como pronto es mi cumpleaños espero que en casa revisen la lista, jeje.
En conclusión, aunque tiene sus cosas es un pan muy rico y les recomiendo que lo prueben...

Viento y costura...


Ultimamente esta primavera está más ventosa que lo acostumbrado. Y si a eso le sumamos la pero sequía en 74 años, el resultado son tardes de viento y tierra que invitan a quedarse en casa y hacer cositas. Hoy en un par de horas hice estos delantales para los chicos, para que cocinen conmigo o para cuando se dedican al arte...Son muy sencillos, se hacen a partir de un repasador. En el blog Obsessively stitching encontré el tutorial, que está en inglés pero con las fotografías alcanza.
No crean que me olvidé del pan!! Estoy probando nuevas recetas, del tipo No-knead bread, con buenos resultados, asi que en esta semana seguro les estoy contando...

Cuando no amaso...


Hago este tipo de cosas. Me gustan las manualidades en general, y en particular tejer, coser y algo de bijou estoy practicando...Este top tejido en 2 agujas es un regalito para una amiguita de Pauli. Está hecho en algodón rústico, pueden encontrar el patrón (en inglés) acá Tiene su compañero, un pequeño topcito con pantalón para vestir a la muñeca. Es tan lindo hacer cosas para nenas! Y me trajo recuerdos de infancia, ya que mis primeros ensayos con la costura fueron haciendo ropita de muñecas.

Volver a las bases


Tomarse el tiempo. Disfrutar de la cocina. Observar como se transforma la harina y el agua en nuestras manos. Hoy me propuse eso y volví a mis fuentes. Todo empezó ayer, cuando caía la tarde y tomé 150 gramos de harina integral, 1 taza de agua tibia y un poquito de levadura (muy poquito) y los mezclé y los abrigué durante la noche para que hicieran la maravilla de transformarse en masa madre. Hoy a la mañana el mejunje estaba espumoso y con un aroma a fermento tan lindo. Tomé mi tabla de amasar (aquella que traje de Tandil, y que es una de mis adquisiciones culinarias más preciadas), formé una corona con 50 gramos de harina de centeno y 650 gramos de harina 000. En esa corona espolvoreé una cucharada de azúcar y 2 de sal fina, más o menos. Eché un chorrito de aceite, como me enseñó mi mamá. Tomé unos 250 ml de agua tibia y disolví en ella una cucharadita generosa de extracto de malta y una pizca de levadura. Entonces coloqué en el centro de la corona la masa madre y de a poco fui amalgamando las harinas y los líquidos, hasta que se formó una masa suave y lisa. La amasé hasta que los brazos no me dieron más y la puse a descansar. A las 2 horas más o menos, la dividí en dos, formé las barras y las dejé levar una hora, una hora y media, no recuerdo bien. Cuando vi las barras gorditas y rozagantes, les hice unos tajitos y las llevé al horno, que las esperaba a 220º. Cuarenta minutos y un tachito con agua en el piso del horno hicieron el resto. Así nació este pan, con gusto a masa madre y domingo de gloria. Perdón si la receta no tiene la exactitud de otras veces, pero de eso se trata, de probar y disfrutar...

En el día de la madre...


Un pan con masa ídem! este es un delicioso pan de cerveza y miel, con un pre-fermento. La receta original podrán encontrarla en el blog de Su, Webos fritos. Yo le hice apenas una ligera modificación y salió muy rico. Es muy perfumado, el mío es algo dulzón por la miel que le puse y con el sabor rústico que aporta la harina de centeno. Una delicia por donde se lo mire ( o mejor dicho, se lo pruebe)


Pan de cerveza y miel.
Masa madre
Agua tibia, 70 ml
Levadura fresca, 25 g
Harina 000, 120 g

Pan
Masa madre
Cerveza negra (Quilmes Stout), 330ml
Sal, 2 cc
Harina 000, 280 g
Harina de centeno, 100 g
Miel, 3 cs

Primero formamos la masa madre con la harina, la levadura y el agua. Mezclamos bien los ingredientes con una cuchara hasta formar una pasta, que dejaremos reposar en un lugar al resguardo de corrientes de aire durante una hora.
Luego colocamos los demás ingredientes en la panificadora (o formamos la masa a mano), colocando como última cosa la masa madre. Programamos 13 de masa subida (Moulinex, a esta altura ya tendría que pedirles que me paguen por los "chivos").
Al finalizar el programa, dividimos la masa en 2 y formamos las barras o panes redondos. Tapamos con un paño y dejamos leudar una hora. Llevamos a horno previamente calentado a 200º y horneamos 35-40 minutos. No olvidar colocar un recipiente con agua en la base del horno para aportar humedad. Pruébenlo, disfrútenlo.

Dia mundial del pan


Hoy es el día mundial del pan, esta es la primera vez que participo. Durante las 24 horas que están transcurriendo, miles y miles de blogs, en todos los idiomas y en muchos rincones de este mundo están dedicando sus posts al pan. He aquí mi humilde aporte.

Panecillos integrales con avena.
Harina integral, 400 g
Copos de avena, 60 g
Semillas, 60 g (chia, sésamo, lino)
Miel, 1 cs
Sal, 2 cc
Aceite de maiz, 2 cs
Agua tibia, 240 ml
Levadura fresca, 25 g

Colocamos los ingredientes en la panificadora como es habitual. Programamos masas subidas (programa 13 de Moulinex) y al cabo del proceso amasamos y dividimos la masa en 8 porciones. Damos forma ligeramente alargada y acomodamos en una placa para horno. Tapamos con un paño y dejamos levar una hora. Antes de introducir al horno realizamos un corte en la superficie a lo largo. Llevamos al horno por 25-30 minutos y listo! Yes, we bake!

Y aquí el anuncio al evento!
world bread day 2009 - yes we bake.(last day of sumbission october 17)

Llegaron!


Hace mucho que no posteo, he tenido una semana de fiaca con respecto a hacer pan (se siente que el verano está cerca) pero me voy a poner las pilas ya que el 16 es el día mundial del pan y voy a preparar un criollo con todas las de la ley, jajajaja.
Mientras tanto he estado haciendo algunas cositas de tejido y manualidades, sobre todo reciclando bolsas de plástico, cosas que ya les mostraré.
Mientras tanto y como adelanto miren que bonitas las agujitas de crochet que me compré. Son de bambú, muy livianas y suaves. Hoy llegaron por correo y ya tengo ganas de probarlas así que voy a buscar alguna cosita para hacer.

Pan de molde (de avena y semillas)


Ultimamente estoy haciendo algunos panes de molde, me gusta ir variando la forma de los panes, entonces hago bollitos o panes redondos y en esta semana estuve haciendo panes de molde. Esta es una versión enriquecida del pan de avena y miel, muy sabrosa y nutritiva. Las cantidades rinden para dos panes de 500g aproximadamente.
Por suerte la primavera no se decide a comenzar y seguimos teniendo días fríos, así que no me da fiaca prender el horno y tendremos pan un tiempito más.

Pan de molde (de avena y semillas)
Harina 000, 500 g
Agua tibia, 225 ml
Leche tibia, 115 ml
Aceite de maiz, 2 cs
Copos de avena instantánea, 115 g
Miel, 2 cs (generosas)
Levadura fresca, 25 g
Semillas surtidas (girasol, chia, sésamo, lino) 3 cs

Colocamos en la cuba de la panificadora todos los ingredientes en el orden habitual, excepto las semillas. Programamos masas subidas ( 13 en la Moulinex) y cuando hace el primer pip! agregamos las semillas (si su máquina no les avisa, se colocan luego del primer amasado). También se puede hacer a mano. Luego de leudada la masa, dividimos en dos y colocamos en moldes tipo budín. Los cubrimos y dejamos leudar una hora. Mientras tanto calentamos el horno a 200º. Antes de llevar al horno los pintamos con leche en la que disolvemos una cucharadita de miel. Horneamos por aproximadamente 40 minutos y lo disfrutamos durante 2 días (eso es lo que duran 2 panes en casa).




Día mundial del pan

world bread day 2009 - yes we bake.(last day of sumbission october 17)


Aunque parezca que no estoy haciendo pan ultimamente, la verdad es que estoy horneando pan casi todos los días, ya que en casa los pequeños ya no son tan pequeños y se come pan que da calambre. Los días de semana generalmente repito recetas ya probadas, con buenos resultados y rendidoras, y me reservo el fin de semana para probar otras variedades. Esta noche voy a hacer una masa madre y mañana habrá novedades en el blog!
Mientras tanto las invito a unirse al día mundial del pan. Es el dia en el cual todos los blogs que así lo desean dedican los post al pan. Este año haré mi primera participación, el día 16 de Octubre. Si hacen clic aquí encontraran la invitación y las instrucciones de como participar. Todos a hornear!!

Bollitos básicos


Estos pancitos bien, bien básicos están dedicados a Alejandra, una amiga y maestra que me enseñó muchísimas cosas y siempre me "manguea" pancitos, a ver si se pone las pilas y cocina algún pan. La receta es simple, con pocos ingredientes y a partir de esta base uno va haciendo modificaciones a los ingredientes, para ir creando variedades, es cuestión de animarse.

Pancitos básicos.
Harina integral, 450 g
Leche tibia, 250 ml
Aceite de maíz, 2 cs
Sal, 2 cc
Azúcar, 2 cs
Levadura fresca, 25 g (medio cubito)

Para las que me leen por primera vez, recuerden que CS es cucharada sopera y CC es cucharada de té. En mis primeros post (del 2008) podrán encontrar una entrada que se llama equivalencias, útil sobre todo cuando no se tiene balanza de cocina.
Bueno, si van a preparar la masa con la máquina panificadora recuerden que se colocan los ingredientes "húmedos" primero (leche y aceite). Allí colocamos también el azúcar y la sal. Luego se pone la harina y en un huequito arriba de todo, la levadura desmenuzada. Luego programamos masas leudadas o subidas (en mi Moulinex es el programa 13) y al cabo del proceso seguimos a mano.
Para las que preparen el pan a mano, debemos formar una corona con la harina, el azúcar y la sal. Luego disolvemos la levadura en un poco de la leche. Iremos echando la leche, el aceite y la preparación anterior en el medio de la corona y tomando harina de los bordes iremos formando la masa. Una vez formada amasaremos por 10 o 15 minutos hasta obtener una masa lisa y elástica. Luego la cubriremos con un paño y la dejaremos leudar en un sitio protegido de corrientes de aire por hora y media aproximadamente.
Al finalizar el primer leudado, dividiremos la masa en 24 porciones, daremos forma de bolita y lo acomodaremos en placas enharinadas, para cubrirlo y dejarlos levar al doble del volumen. Antes de llevar al horno si se desea se pueden pintar con leche. Los llevamos a horno previamente calentado a 200º por unos 20 minutos y listo!!! Se tarda más en describir y leer el proceso que en hacerlos...Así que manos a la masa!!!!


Tarde diferente


Hoy a la tarde me junté con un pequeño grupo de tejedoras de Bahía, a quienes conocía hasta hoy por sus blogs. Allí estaban Juli, Luchita y Silvia (la anfitriona), que ya se han juntado en otras ocasiones y para esta me invitaron. La pasé muy bien, me gustó conocerlas personalmente y charlar un poco de tejido y otro poco de la vida. Si no fuera por el tejido y los blogs, dificilmente las hubiese conocido, así que una vez más, le agradezco (y me maravillo) de internet y estas posibilidades. A las chicas, muchas gracias, la pasé muy bien, y ojalá se repita (para la próxima, prometo pan, jajaja)

Bretzels


Un lindo bocado para fiestas, para una cena informal o para darse el gusto nomás. La masa es sumamente suave y esponjosa, y tiene ese toque que le dan los granitos de sal. Son muy fáciles de hacer, aunque parezcan elaborados.

Bretzels.
Harina 000, 500 g
Sal, 1 cc
Levadura fresca, 25 g
Leche tibia, 250 ml
Azúcar, 2 cc
Aceite de maiz, 2 cs
Huevo, para pincelar
Sal gruesa, para espolvorear

Colocar los ingredientes en la panificadora en el orden aconsejado y programar 13 de masas subidas (Moulinex). Si se realiza a mano, mezclar la harina con la sal. Aparte disolver la levadura en la leche con el azúcar y algo de harina. Cubrir y dejar leudar. Luego mezclar con el resto de la harina y el aceite y amasar hasta obtener una masa lisa y elástica. Cubrir y dejar leudar hasta duplicar el volumen. Al finalizar el primer leudado ( a mano o máquina) dividir la masa en pequeños bollitos (yo hice 16) y amasarlos formando rollos. Para formar los bretzels cruzar un extremo de la masa hacia la mitad y presionar levemente. Luego cruzar el otro extremo sobre el anterior y presionar levemente, para unirlos. Dejar leudar hasta que dupliquen su volumen y antes de llevar al horno pincelarlos con huevo y espolvorearlos con granitos de sal gruesa. Cocinar en horno mínimo unos 10-15 min.

Paseando en la web (I)

¿A quién no le gusta por las tardes salir a dar una vueltita y mirar vidrieras? Pasear en la web es algo que suelo hacer en esos días post guardia, cuando ninguna otra actividad me atrae, cuando pongo el cerebro y las manos a descansar. Entonces doy vueltitas por ahí, sin importar que clima haya en la calle y sin dejar a los chicos y de paso voy recopilando ideas para cuando las ganas de hacer vuelvan...¿Miramos un poco?
Lo primero, apoyando la localía es darse una vuelta por la Tienda de hilados de Joji y la de Ale, y quedarse embobado mirando las bellezas que han creado estas chicas, y de paso gastarse algún pesito, sucumbiendo a la tentación.
Después hacernos un mimo como este o este, y a la hora de adornarlo o personalizarlo pueden resultar útiles este tutorial de flores y este de botones.
Espero que hayan disfrutado el paseo!

Pan moreno (de miel y nueces)


Hoy me di una vueltita por la petite boulangerie de Eva, celebrando que haya reabierto su cocina luego del calor del verano. Eva y yo compramos una panificadora casi en la misma época, misma marca. Así que buscando en la web recetas para mi panificadora di con su blog, que recién se asomaba a la red, hace un poco más de una año. Me siento casi una hermana en esto de descubrir más y más las maravillas del pan. Así que en honor a Eva, este post y pasen a visitarla!

Pan Moreno de miel y nueces.
Harina integral, 400 g
Harina 000, 200 g
Levadura fresca, 25 g
Sal, 2 cc
Miel, 3 cs
Agua tibia, 350 ml
Nueces, 75 g

Colocar todos los ingredientes en la panificadora y programar 13 de masas subidas. Una vez finalizado el programa, amasar ligeramente y dar forma al pan. Yo realicé dos barras de aproximadamente 450 g. Cubrir con un paño enharinado y dejar levar una hora. Realizar cortes en la superficie y llevar a horno moderado por 35-40 minutos, luego dejar enfriar y comerlo todito, que es la parte que más le gusta a mi familia....

Budín de leche condensada


Una vez más una delicia que aprendí en el blog de Mar. Hace ratazo que le tenía ganas, lo había hecho en la máquina de hacer pan, que tambien tiene un programa para bizcochos, pero se quemó un poquito y aunque se podía comer, no pude apreciar el verdadero sabor. Resulta que lo hice todito a mano y resulto ser una delicia aterciopelada...no se lo pierdan, es muy sencillo y la única variante que introduje fue un poco de esencia de vainilla. Le iba a poner chispas de chocolate, pero resultó que los "ratoncitos" de la casa (lease papá y niñitos) se las habían comido...
Bueno, basta de palabrerío y a cocinar!

Budín (o bizcocho) de leche condensada

Harina leudante, 120 g
Huevos, 4
Leche condensada, 395 g (en Argentina, una lata)
Manteca derretida y fría, 50 g
Esencia de vainilla, un chorrito

Derretir la manteca y dejar enfriar. En un bowl colocar la leche condensada y comenzar a batir e incorporar los huevos de a uno. Luego agregar la manteca y continuar batiendo hasta que esté bien cremoso. Agregar la harina y batir hasta obtener una crema otra vez.
Colocar en molde de budín inglés enmantecado y enharinado y llevar a horno muy suave hasta que al pinchar el budín con un palillo este salga seco.
Yo los hice para un cumple y preparé 3 budines pequeños, con moldes descartables. Se conserva perfecto en heladera por 2 o 3 días.

Pan de leche integral


En casa nos encantan los panes lacteados, por su miga esponjosa y suave. Los otros, los blanquitos como el victoriano o el hokkaido los hago bastante y duran lo que un suspiro. Me faltaba probar alguna versión integral, que son los preferidos de mi marido...Hoy hice este pancito, humedo, "migoso" y levemente dulce. Lo acompañamos con queso para una cena liviana después del asadito del mediodía.

Pan de leche integral

Leche tibia, 375 ml
Aceite de maíz, 2 cs
Azúcar, 75 g
Sal fina, 1 y 1/2 cc
Levadura fresca, 50 g
Harina integral, 750 g

Colocar todos los ingredientes en la panificadora ( según lo acostumbrado). Programar 13 de masas subidas (en la Moulinex). Al finalizar, amasar ligeramente y realizar dos bollos. Cubrirlos con un paño enharinado y dejar levar al doble de su volumen. LLevar a horno moderado por 35-40 minutos. También se puede hacer a mano. Rinde 2 bollos de 500 g aproximadamente.

Un post corto, luego de pasarme un fin de semana agitado tratando de configurar el router...

Pan criollo


Un pan de aquellos, sencillo en sus ingredientes y sumamente sabroso. El día que lo hice me salieron 2 hogazas enormes y lo comimos con chorizo seco, una especialidad de los campos de por aquí. Una delicia, tanto es así que para cuando agarre la máquina ya había desaparecido el primer pan y el segundo estaba empezado, de alli la foto.
No es "diet", no es muy "sanito" que digamos, pero háganlo y despues me cuentan si no vale la pena el "pecado"...

Pan Criollo
Sal gruesa, 25 g
Agua tibia, 550 ml
Levadura fresca, 50 g
Extracto de malta, 20 g
Manteca ( o grasa de pella), 100 g
Harina 000 1 Kg

Colocar los ingredientes en la cuba en el orden habitual (agua, sal, extracto de malta, manteca bien blanda, harina y levadura encima de todo). Programar 13 de masas levadas en Moulinex y al cabo del proceso verán una masa gorda gorda y blanda, muy manejable. En la mesada desgasificar y cortar en 2 trozos. Formar dos hogazas redondas y dejar levar protegidas de las corrientes de aire. Cubrirlas con un paño enharinado para que la superficie del pan quede también enharinada. Cuando doblen el volumen llevar a horno moderado por 35-40 minutos, colocando un recipiente con agua para aportar vapor.
Si quieren hacerlo a mano colocar en la mesada o en un bol la harina, la levadura desmenuzada y la manteca blanda en trocitos en forma de corona. Disolver la sal en el agua junto con el extracto de malta. Ir volcando el agua en el centro de la corona y tomando parte de la harina de los bordes para formar la masa. Una vez formada amasar por 20 minutos y luego dejar levar en un sitio templado (cubierta). Luego proseguir igual que describí antes.

Día de regalitos! (2º parte)


Bueno, fin del misterio. El otro regalo que recibí ayer fue este devanador. Uds dirán "tanta emoción por un devanador del año de ñaupa???!!!" Es que resulta que no tenía ninguno y hace tiempo mi mamá me había dicho que me lo regalaba. Yo le decía que no, por que son un poco caros y difíciles de conseguir. Así que yo seguía ovillando a mano, dele que dele. resulta que se enteró de este asunto mi Tía Tere y decidió darme el que era de mi abuela Maritxu. Ayer lo recibí. Es viejito pero es que tiene mucha historia. Mi abuela falleció en el 2006, con casi 90 años. Estaba muy lúcida aunque achacosa y una de sus actividades hasta el final fue el tejido... Mi tía es super celosa de las cosas de Maritxu, asi que que me lo haya confiado es un honor para mi. Y viejito como lo ven funciona bárbaro...ya pueden ver mi producción de ayer...

Día de regalitos!


Qué lindo! con lo que me gusta recibir regalos hoy no recibí ni uno ni dos sino tres!! Estos de la foto son los regalitos del intercambio de Ravelry. Mi secret pal fue Laura (aka Knitpunzel) una santafésina re simpática que me preparó estos primores: un neck warmer gris que me queda per-fec-to. Un broche de mostacillas que se va a quedar a vivir con el neck warmer. Unos marcadores de puntos super finos, que me vienen bárbaro por que al final ayer me le animé a las circulares (por fin) y estoy re entusiamada, no pense que era tan fácil. También llegaron botones y más botones, que los deje en el paquetito como ejemplo, cada cosita venía así preparada con su envoltorio. Y una carta hermosa acompañada de un par de recetas que seguramente pronto publicaré acá. Estoy chocha como perro con 2 colas, jajajaja!
El otro regalo especial me lo mandó mi mamá...pero mantendre la intriga hasta mañana.
Y finalmente para mi contento total mi marido compró un lavarropas nuevo, así que estuve toda la mañana dedicada a probar mis regalos...Andaba yo por la casa con neck warmer puesto (mirándome al espejo) probando programas del lavarropas y usando lo que me mando mi mamá ...ya lo verán ;)

Caramelos de miel


Receta de familia, de mi abuela Maritxu. De cuando a la Influenza le decíamos solo gripe, la neumonía se llamaba pulmonía y los catarros ( el pecho tomado) se trataban en casa sin oseltamivir ni salbutamol ni cosas raras. Solo leche tibia y caramelos de miel.
Caramelos de miel.
Azúcar 1 taza
Miel 1 cucharada (mejor 2, je)
Vinagre 1/2 cucharada.

Colocar los ingredientes en una ollita, remojar con poquita agua y llevar a fuego fuerte. Ir revolviendo hasta que esté punto caramelo (al poner unas gotas en un vaso de agua se forman bolitas). En una fuente hacer una camita de azúcar y formar huequitos con la punta de un huevo. Poner porciones del caramelo en los huequitos con una cuchara y dejar que se enfríen.

Toman la forma de una monedita brillante por un lado y cubierta de azúcar por el otro. Hoy hicimos caramelitos con Igancio, por que tiene tos. Para él fue como magia, solo conocía los caramelos comprados. Y además armó una bolsita para su Aitona.

Cumple blog!


Hoy el blog cumple un año. Empecé a escribir en esta bitácora después de haber pasado meses y meses leyendo blogs de otras personas, y aunque dejaba comentarios aca y allá, necesitaba contar más cosas, mostrar un poco las cosas que pasan en mi cocina. La cocina (y mi cozina) siempre fue para mi el corazón de la casa. Aprendí eso en mi casa, en la cocina comedor enorme que teníamos y donde todo pasaba. Risas, llantos, peleas, deberes, juegos, charlas, silencios. Se vivía. Ahora que soy mayor y formé mi propia familia trato de transmitir eso a mis hijos y creo que lo estoy logrando, por que por las tardes suelo preguntarles "Dónde quieren jugar, la pieza o la cocina?" y suelen preferir la cocina. Yo preparo masas, la cena, tejo y ellos andan a mi alrededor sacando cosas de la alacena o armando trenes o mirando dibus. Y este blog se ha ido transformando para mostrarles eso, todo lo que hago en mi "cozina". Todos los días les abro la puerta y espero que pasen un rato agradable en mi "cozina"
El post aniversario está dedicado a mi mamá, estaba en deuda con ella. Ella es diabética e hipertensa, diagnósticada no hace mucho. Era una fan de mis panes, que ahora no puede comer. Entonces esta receta es para ella. Los diabéticos pueden comer pan si es integral y en la justa medida. Así que si alguno está leyendo, les recomiendo hacer este pan y freezar las porciones para tener pan para toda la semana. Desconfíen de los pseudo panes integrales comerciales!

Pan de semillas
Agua tibia, 400 ml
Aceite maíz o canola o de oliva, 2 cs
Sal, 2 cc (si son hipertensos obvienla, no cambia el resultado)
Harina integral de centeno, 250 g
Harina integral de trigo, 400 g
Levadura fresca, 25 g (1/2 cubito en Argentina)
Semillas de sésamo integral, 100 g
Semillas de girasol peladas, 30 g
Semillas de chía, 50 g

Colocar en la cuba de la panificadora todos los ingredientes de la manera habitual, excepto las semillas. Programar 13 (masas subidas) e iniciar el programa. Cuando haga un bip! (luego del primer amasado) agregar las semillas. Al finalizar notarán que la masa es compacta, no muy elástica y que tiende a desgranarse por las características de las harinas integrales y la gran cantidad de semillas. Estas características también la hacen apta para estirar con el palote hasta 1.5 cm de espesor y cortarla con cortante redondo. Yo usé uno de 7 cm de diámetro. Salieron 30 pancitos. Luego se cubren y se dejan leudar por una hora (no crecen mucho). Se llevan al horno moderado por 15-20 minutos y ya está!. Son unos pancitos rústicos y oscuros. Ideales para untar con mermelada adecuada o queso crema. Un pancito es una porción. Antes de freezar deben estar fríos, para que esten libres de vapor de agua. Es recomendable descongelarlos a temperatura ambiente y si se quiere tostarlos o calentarlos apenas en el microondas. También se pueden realizar a mano. Con esta cantidad, tienen pan para toda una semana. Espero les sea útil y sabroso!

Torta de manzanas (invertida)


Esta receta es ultra-archi-conocida acá en Argentina, pero como se que hay gente que me está leyendo lejos (alguna muy lejos) decidí hacerla y también para las coterráneas que todavía no la saben. Esta humilde tortita de la foto tiene su historia. La hice para festejar el fin de la peor parte de la epidemia de gripe A. Yo trabajo en un hospital (soy médica de Terapia Intensiva Infantil) y luego de unas semanas donde la famosa gripe nos tuvo a mal traer la preparé para tomar unos mates a la mañana mientras pasábamos revista a las anécdotas de la gripe. Había olvidado fotografiarla, pero allí estaba DaniNeuquén presta con su cámara para inmortalizar la torta que luego fue minuciosamente devorada por la gente de terapia. Es entonces que a Dani dedico este post (buena gente, patagónica como yo, je).

Ingredientes (para molde Nº 24).
Azúcar para acaramelar el molde, 4-5 cs
Manzanas medianas, 2 o 3 (rojas, verdes o mezcladas)
Claras, 3
Yemas, 3
Azúcar, 100 g
Aceite de maíz, 1 cs
Esencia de vainilla, 1 cc
Harina Leudante, 100 g

Para empezar realizar un caramelo en el molde (poniéndolo al fuego) con 4 o 5 cucharadas de azúcar, y distribuirlo bien por el fondo y las paredes. Reservar. Pelar las manzanas y cortarlas en mitades y luego en laminas, de 3 o 4 mm de espesor (es decir, no muy finas). Acomodarlas en el molde una vez que el caramelo está frío, cubriendo todo el fondo y realizando una capita adicional si nos queda manzana ( a mi me gusta hacerla con una capa gruesa de manzanas).
Luego batir las claras hasta lograr punto de nieve. Agregar el azúcar y continuar batiendo hasta obtener un merengue que forme picos.
Batir ligeramente las yemas con la esencia de vainilla y el aceite e incorporar al batido en forma de hilo, mientras se continúa batiendo hasta lograr punto cinta.
Incorporar poco a poco la harina tamizada, con movimientos envolventes, utilizando una espátula.
Volcar la mezcla sobre las manzanas y dar unos golpecitos al molde para que se acomode.
Llevar a horno suave durante 35 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga seco.
Desmoldar tibio.

Edito: para las que viven afuera, la harina leudante se puede reemplazar por harina 0000 (harina de repostería) + 1.5 cc de polvo de hornear (el viejísimo polvo Royal)

Pan orgulloso


En realidad se llama Pan Granjero, pero me salió tan lindo (se nota que no tengo abuela) que anoche lo miraba extasiada. Lo miré un lindo rato, pero al final le hincamos el diente junto con un quesito de cabra al orégano. Mmmmhhhh! merecido relax después de un día ajetreado. El sabor y la textura hacían honor al aspecto. Corteza crujiente, miga suave. Estoy perfeccionando la técnica para formar barras y enharinar la superficie del pan (sin excederse) y la práctica está dando resultado...Si solo lograse que me salgan mejor los foldings!
Como ven hablo en pasado, por que lo hice anoche, rindió 2 barras de 450 g aproximadamente y hoy apenas queda un trocito...sob! Pero mi mejor premio es cuando les ofrezco a los chicos un muffin o un trozo de pan y eligen el pan.
La receta original es de club Paneo, yo la modifiqué un poco.
Pan Granjero.
Agua tibia, 500 ml
Harina 000, 450 g
Harina de centeno, 150 g
Harina de trigo integral, 250 g
Sal, 2cc
Miel, 2 cs
Extracto de malta, 1 cc
Levadura fresca, 12 g

Colocar en la cuba de la panificadora el agua, la sal, la miel, el extracto de malta y sobre ello las harinas. Finalmente colocar la levadura fresca desmenuzada. Programar 13 (masas subidas de Moulinex) y al finalizar el proceso dividir la masa en 2, amasar ligeramente y formar las barras como expliqué en el pan de cerveza integral. Llevar a horno moderado 35-40 minutos y colocar un recipiente con agua en el horno para crear humedad y se forme una linda corteza.
Si se quiere hacer a mano, se forma una corona con las harinas y la sal. Se forma una espuma con parte del agua, el extracto de malta, la levadura y 2 cucharadas de harina. En el hueco del medio se coloca esta espuma y se va agregando el agua y la miel hasta formar la masa. Se amasa unos 15 minutos y luego se cubre bien y se deja descansar durante una hora en un lugar tibio y lejos de corrientes de aire. Una vez leudada, se procede de manera similar.

Saquito muy simple


Les dejo estos enlaces para tejer en crochet este saquito. Yo me enamoré del patrón ya que es sumamente sencillo, es ideal para regalar, se hace rápido y el resultado es muy vistoso. El patrón original se puede encontrar en Ravelry o acá. Para las que no se animan con el inglés (como mi mamá, jaja), Celeste puso una traducción autorizada en su blog, Los tejidos de Celes.

Pan de cerveza integral


Me gustan los panes de cerveza. Me gustan el olorcito y el color que toma la masa. Cosa curiosa dado que no me gusta tomar cerveza. Ya había preparado un par de panes de este tipo (están en otras entradas) y se me ocurrió darle un toque más integral. Esta receta surgió solo de esta cabecita afiebrada, así que espero les guste el resultado. Como recomendación debo decir que lo más variable es la cantidad de agua tibia, ya que según la temperatura ambiente y humedad relativa la harina puede necesitar más o menos líquido. La variación respecto a lo que yo pongo en la receta puede ser muy ligera, entonces no hay problema en añadir un poco más de agua o harina si hiciera falta, sin que por ello se modifique el resultado final.

Pan de cerveza integral
Harina de centeno integral, 100 g
Harina de trigo integral, 400 g
Harina 000, 350 g
Cerveza negra (usé Quilmes Stout), 330 ml
Agua tibia, 280 - 300 ml
Azúcar, 1 cs
Sal fina, 1/2 cs
Aceite de maiz, 2 cs
Levadura seca, 2 cc
Semillas de sésamo integral, lino y chía, 2 cs

Colocar todos los ingredientes en la cuba de la panificadora, en el orden recomendado. Programar 13 (masas subidas en la Moulinex) y al cabo del proceso llevar la masa a tabla de madera. Dividir la masa en dos y formar los bollos. Aplastar el bollo con el talón de la mano. Doblar un tercio de la masa hacia dentro y sellar con los dedos. Doblar el tercio opuesto y sellar otra vez. Luego estirar un poco la barra que se formó para que tenga forma de zeppelin. Tapar y dejar levar una hora. Luego llevar a horno moderado por unos 40 minutos. Antes de introducir en el horno, realizar unos cortes en la superficie. Prueben y verán que rico! Rinde 2 barras de pan de unos 450 g cada una.

Pan de Viena


El domingo pasado fue el cumpleaños de Paulita, hicimos un pequeño festejo con pocos invitados. Eso me permitió cocinar cositas caseras para agasajar a la gente y una de ellas fue este pan de viena, cuya receta aprendí en el blog de Mar (cuando no!). Como los hice el mismo día del cumple a la tarde no me atreví a hacer experimentos y seguí la receta al pie de la letra (debe ser la primera vez que lo hago :P). Salieron rí-qui-si-mos y fueron un verdadero éxito. Hice unos sandwichitos de jamón y queso y no quedaron ni las migas...
Lástima que a mi no me quedaron tan brillantes como a Mar, pero igualmente estaban deliciosos y suaves. Me salieron unos 32 bollitos. Les recomiendo la receta para el próximo convite que tengan!
Pan de viena
Azúcar, 110 g
Extracto de Malta, 20g

Harina 000, 1 Kg

Leche, 600 ml

Levadura fresca, 35 g

Manteca, 85 g

Sal 2cc


Colocar todos los ingredientes en la cuba de la panificadora, en el siguiente orden: leche tibia, manteca blanda, extracto de malta, sal, azúcar. Sobre ello la harina y la levadura fresca, deshaciéndola en trocitos. Programar 13 (Moulinex) de masas subidas y al cabo del proceso bollar, dejar levar al doble del volumen original y cocinar en horno suave (200º) durante aproximadamente 20 minutos. Al finalizar pintar con chuño (1 cucharadita de almidón de maíz disuelta en 300 ml de agua fría) para dar brillo y humedad.
Si desean hacerlos a mano, dense una vueltita por el blog de mar que tiene una explicación detallada del proceso.

Pan de centeno de Auvergne


Estos han sido días muy atareados, con bastante frío así que se imaginarán que cociné y tejí mucho, mucho, tengo tantas cosas para mostrarles !! Quisiera tener más tiempo para postear, tengo que encontrar ese ratito para adueñarme de la compu y escribir...
Cada día me gusta más la harina de centeno (pensar que hasta hace un año atrás jamás la había probado). Me gusta su perfume, la manera en que leuda, la humedad del pan. El sabor es rústico y me hace pensar en otras épocas y otras latitudes. Buscando recetas me encontré con esta, y le di mi toque. Y cuando me puse a leer donde quedaba Auvergne y vi sus quesos pensé quien tuviera un trocito para acompañar estre pan!
Pan de centeno de Auvergne (con mi toque)
Harina 000, 200 g
Harina de centeno, 500 g
Sal, 2 cc
Agua, 450 ml
Miel, 2 cs
Levadura fresca, 12 g (un cuarto de "cubito")

Colocar los ingredientes en la cuba de la panificadora, en el orden que conocemos (primero líquidos, luego harinas y al final la laveadura), elegir Programa 13 (Moulinex) de masas subidas y esperar que se complete el proceso. Si lo hacemos a mano, colocar en forma de corona las harinas y la sal. Disolver la levadura en parte del agua y colocar en el centro junto con la miel. Ir formando la masa incorporando el resto del agua ( es un poco pegajosa) y maasar bien durante 15 minutos. Luego dejar levar 1 o 2 hs, depende de la temperatura ambiente. Una vez levada, desgasificar y cortar en cuatro trozos, bollar y colocar sobre una placa. Dejar leudar hasta duplicar el volumen. Espolvorear con harina y realizar dos cortes en forma de cruz. Llevar a horno moderado unos 20 minutos y voila!

Muffins con chispitas de chocolate

Me escapo un ratito de mis obligaciones para postear esta receta. Ayer me desperté de la siesta dominguera con ganas de comer algo dulce, pero sin ganas de cocinar, así que me acordé de los muffins, que la verdad no son nada difíciles de hacer y en un ratitín ya se pueden disfrutar. La receta es un híbrido, de varias recetas que aprendí por ahí y las fui mezclando para obtener lo que yo quería.
Muffins con chispitas de chocolate.
Harina leudante, 500 g
Azúcar negra, 150 g
Huevos, 3 medianos
Leche, 200 ml
Esencia de vainilla, un chorrito
Aceite de maíz, 100 ml
Bicarbonato de sodio, 1/2 cc
Cacao amargo en polvo, 60 g
Chips de chocolate, 100g

Antes de empezar precalentar el horno a 200º. Luego se mezclan por un lado los huevos, la leche, el aceite y la esencia de vainilla. No hace falta batir, solo mezclar. A esto se agrega de golpe la harina, el azúcar, el cacao y el bicarbonato. Se mezcla todo con cuchara y se agregan los chips. Si hiciera falta se puede agregar leche. Se reparte la preparación en moldes para muffins (salen 18 grandecitos) previamente aceitados o revestidos con pirotines. Se llevan al horno por aproximadamente 10 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga seco. Se desmoldan sobre rejilla...Y se disfrutan con un café!!
Los chips de chocolate son opcionales, también se pueden agregar frutos secos tales como nueces o almendras.
Y de paso les cuento que saqué la foto para lucir una hermosa alfombra marroquí del living. No es bonita??

Lanaterapia


Julio está transcurriendo de manera lenta y dificil. En mi vida laboral (la que transcurre fuera de mi cocina) estoy viviendo una vorágine de trabajo y stress como pocas veces ha ocurrido. Así que cuando vuelvo a mi cocina y en los momentos entre las cosas de la casa y los chicos agarro las agujas y la lana y tejo y tejo y tejo...
Este es un sweater color chocolate, con trenzas, para mi.

Panqueques...


Estos panqueques los hizo Ignacito. Con el asunto de la gripe no hay clases y estamos en bastantes aprietos para entrtener a los muchachitos. Hace un rato Ignacio (3a10m) me pidió las masas de colores para jugar. Yo estaba en la compu, paseando por los blogs, y mi marido vino a contarme que Ignacio había hecho "panqueques" y los estaba fotografiando, tal cual me ve hacer a mi cada vez que hago pan..Me pareció gracioso y como premio a su esfuerzo este post es para él y sus panqueques...la foto es tal cual la tomó él, sin editar.

Figacitas de Manteca


Luego de un breve receso motivado un poco por tristeza y otro poco por la Influenza A que me tuvo a mal traer en esta semana, aca estoy de regreso con un clásico argentino. Unas deliciosas figacitas, para cenar unos sandwiches. Se suelen ver en las panaderias argentinas, recuerdo unas que comprabamos en La Plata, cuando yo estudiaba, en una panderia de 38 y 116, si no me equivoco...Busque la receta en la web, ya que no la sabía y encontré esta de Marcelo Vallejo, después de hacerla resulta que también estaba en el blog de Mar, TodoCaserito, publicada hace bastante tiempo...Que maestra, siempre se encuentra todo en el sitio de Mar. Así que allí va la receta entonces, agradeciendo a Mar y a Vallejo.

Figacitas de manteca ( 2 y 1/2 docenas)
Harina 0000, 1 kg
Levadura fresca, 25 g
Sal fina, 1 cs
Agua tibia, 600ml
Manteca blanda, 75 g
Extracto de malta, 1 cc

Colocar los ingredientes en la cuba de la panificadora, en el orden habitual (líquidos y grasas primero, harina arriba y al final la levadura). Programar 13 en la Moulinex (masas subidas) y al finalizar el proceso, llevar a la mesa para trabajarla. Es una masa muy suave y blanda, con perfume de manteca.
Estirar con el palote hasta 1.5cm de espesor y cortar con cortante; ¿Saben que utilizo yo? una lata de conserva de tomate, abierta en sus dos lados, bien lavada, lo aprendí de mi mamá :)
Acomodarlas en una placa, cubrirlas y dejar levar al doble de su volumen original. Llevar a horno moderado por 15-20 minutos. Y a disfrutar!

Poema

Hoy se fue Aitor (2007-2009). Era sobrino mío. No suelo colocar muchas cosas personales, pero estoy lejos y quizá sea una forma de acercarme. Y quizá me sienta menos impotente...

Fue una alegría de una sola vez,
de esas que no son nunca más iguales.
El corazón, lleno de historias tristes,
fue arrebatado por las claridades.

Fue una alegría como la mañana,
que puso azul el corazón, y grande,
más comunicativo su latido,
más esbelta su cumbre aleteante.

Fue una alegría que dolió de tanto
encenderse, reírse, dilatarse.
Una mujer y yo la recogimos
desde un niño rodado de su carne.

Fue una alegría en el amanecer
más virginal de todas las verdades.
Se inflamaban los gallos, y callaron
atravesados por su misma sangre.

Fue la primera vez de la alegría
la sola vez de su total imagen.
Las otras alegrías se quedaron
como granos de arena ante los mares.

Fue una alegría para siempre sola,
para siempre dorada, destellante.
Pero es una tristeza para siempre,
porque apenas nacido fue a enterrarse.

Miguel Hernadez

Budín (o bizcocho) de chocolate y almendras


Otra recetita light! jaja. Si sigo así no se con cuantos kilos termino este invierno. La verdad, ¿No les pasa que con el fresquete dan ganas de comer cosas sabrosas y llenotas de calorías? La naturaleza es sabia, si el cuerpo pide chocolate, por algo será!
Tengo que aprender a sacar fotos, esta no le hace justicia. El resultado es un budín perfumado y renegrido, con un sabor delicioso.

Budín de chocolate y almendras.
Salen 2 budines de 300 g aproximadamente.
Harina leudante, 150 g
Aceite de maiz, 50 ml
Leche, 175 ml
Huevos, 3
Esencia de vainilla, 1 cc
Azúcar negra, 200 g
Bicarbonato de sodio, 1 cc
Cacao en polvo amargo, 80 g
Almendras, 100 g

Primero encender el horno y precalentar a 180 grados. Enmantecar los moldes (yo usé 2) o forrarlos con papel manteca. En un bol mezclar todos los ingredientes y batir hasta que la mezcla sea homogénea ( yo lo hice en la procesadora y lo mezclé por 3 minutos en velocidad máxima). Al finalizar agregar las almendras enteras y mezclar. Volcar la preparación en los moldes y hornear por 35-40 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga seco. Dejar enfriar y desmoldar sobre rejilla.
Una sugerencia: en casa lo servimos como postre levemente tibio y acompañado de una bochita de helado de vainilla. Se conserva bien por 2 o 3 días envuelto en film autoadherente.

Mantita para Mía


Mía es la primer nietita de la Sra que trabaja en casa, está justo por nacer... Justo cuando Carina me contó de su nietita yo había aprendido a hacer los grannys y tenía un montón hechos, así que se me ocurrió juntarlos y hacer alguna mantilla. El lila es el color preferido de la mamá, así que ahi entre guardias y niños nació esta mantita...
Sencilla, pero hecha con cariño. Ahora ya salgo a la búsqueda de nuevos proyectos.

Pan de fibra


Un sabroso pan con mucha, pero mucha fibra. En la foto tostadito y con queso brie. El brie es un queso suave, cremoso y con textura aterciopelada, que contrasta muy bien con la rusticidad de este pan. Acompañado de una buena copa de Cabernet Sauvignon (sugerencia Pecado, de Finca Quara) es una cena frugal, pero no por eso pobre...
Este pan lo hice integralmente en la panificadora.

Pan de Fibra
Agua, 460 ml
Sal, 1 y 1/2 cc
Azúcar, 2 cc
Aceite de maiz, 2 cs
Leche en polvo, 2 cs
Harina 000, 450 g
Salvado de trigo 100 g
Copos de avena instantánea, 130 g
Levadura fresca, 25 g

Colocar en la cuba de la panificadora los ingredientes en el siguiente orden: agua tibia, aceite, azúcar, sal, leche en polvo. Sobre ellas el salvado, la avena y la harina. Hacer un hueco en la harina y colocar la levadura cortada en trocitos. Programa 3 (panes integrales), peso 1000g, nivel de corteza 1/2. Cuando haya hecho todos los amasados y antes de empezar la cocción, yo prefiero quitar las palas amasadoras, darle forma a mano y volverlo a cuba para la cocción. Se conserva muy bien por 2 o 3 días.
Que lo disfruten!

Victorian Milk Bread (Pan de leche victoriano)


¿Será que a la Reina Victoria le gustaba el pan? Esta receta la vi en el blog de Mar, un sitio que visito bastante ya que es como una vidriera llena de cosas ricas. Ya quisiera yo vivir con ella, aunque me costara engordar unos kilitos, je!
Como es mi costumbre rara vez sigo las recetas al pie de la letra, por lo tanto esta es mi versión de este pan, lacteado como pocos y delicioso ya sea solo o con mermelada. Al hornearlo se llena la cocina de un olorcito muy suave, que te va abriendo el apetito...
Pan de leche Victoriano
Harina 000 550 g
Leche en polvo 100 g
Aceite de maiz 2 cs
Leche tibia 250 ml
Sal 1 y 1/2 cc
Miel 2 cs
Huevo mediano 1 u
Levadura fresca 25 g (equivalencia en levadura seca, 1 y 1/2 cc)
Semillas de sésamo integrales 2 cs

Disolver la levadura en 50 ml de leche tibia. Colocar en la panificadora los ingredientes en el siguiente orden: los restantes 200 ml de leche, el huevo, la sal y la miel. Sobre ellos la harina y la leche en polvo. Hacer un huequito y colocar la levadura disuelta. Programar 13 en Moulinex (masas subidas) y cuando suene el bip! agregar las semillas de sesamo. Al finalizar, sacar de la cuba y amasar gentilmente. Es una masa muy blanda y suave, que no se pega en las manos. Dividir en 8 porciones iguales, formar bollos y acomodar en 2 moldes de budín ingles previamente forrados con papel manteca ligeramente aceitado. Dejar levar una hora aprox. o hasta que doble el volumen. Pincelar con leche y espolvorear semillas de sésamo. Llevar a horno moderado por 40 minutos. Siempre es bueno colocar algún recipiente con agua en el horno para crear vapor y ayudar a formar la costra. O en su defecto pulverizar con agua 2 veces durante la cocción. Dejar enfriar sobre rejilla. También es muy rico tibio.

Pan de centeno y granos de trigo


Como he comentado, en casa rara vez compramos pan. Elaboro el pan que consumimos día por medio y como ademas de hornear pan hago muchas otras cosas, el pan de todos los días se hace en 4 o 5 hs entre elaboración, leudados, horneado, etc. Sin embargo, los fines de semana, cuando el ritmo de la casa es más pausado, puedo dedicarme con más placer a elaborar un pan amasado con horas y cariño. De a poco estoy aprendiendo que cuanto más tiempo lo mimamos, el pan nos retribuye esta dedicación dando todo de su aroma y su sabor.
Este es uno de esos panes lentos, pero que valen la pena. En su elaboración interviene el poolish, un tipo de pre fermento a base de harina, agua y una pizca de levadura. Dicen que lleva su nombre en honor a los panaderos polacos que lo introdujeron en francia. Pero basta de palabras y manos a la obra (o a la masa...)
Pan de centeno y granos de trigo.
Poolish:
Harina de centeno, 100 gs
Agua tibia, 150 ml
Levadura seca, la punta de un cuchillo apenas.
Pan:
Harina 000, 300 g
Harina integral, 200 g
Poolish, 250 g
Sal, 2 y 1/2 cc
Aceite, 2 cs
Azúcar, 2 cs
Levadura seca, 1/2cc
Granos de trigo previamente cocidos, 75 g
Agua tibia, unos 100 ml.

Para realizar el poolish, mezclar la harina de centeno con el agua tibia y la pizca de levadura. Tapar bien y dejar en lugar protegido de corrientes de aire unas 12 a 15hs. Yo lo preparo a la nochecita para usarlo a la mañana siguiente. Al cabo de las horas veran una masa cremosa, con cierto olorcito a fermento y llena de burbujitas.
A la mañana siguiente preparamos el pan. Colocamos en un bol o en la mesada en forma de corona las harinas. Hacemos un hueco en el medio y agregamos la sal, el azúcar, el aceite, los granos de trigo, la levadura y el poolish. vamos formando la masa, agregando agua tibia en cantidad necesaria (unos 100 ml) hasta obtener una masa suave y que no se pegue an las manos. Amasamos durante 10-15 minutos, si los brazos aguantan mejor aun amasar 20 minutos.
Damos forma de bollo y tapamos y dejamos leudar en lugar protegido unas 6 - 7 hs. Aca estamos teniendo días frescos y ese tiempo es necesario. Si el ambiente es más cálido quizá haga falta menos tiempo. Al finalizar el leudado, amasamos ligeramente, dividimos en 2 y formamos las hogazas. Tapamos con un paño y dejamos leudar nuevamente hasta duplicar el volumen. Finalmente hacemos unos cortes en la superficie del pan, lo pincelamos con agua y llevamos al horno moderado por unos 40 minutos. Dejamos enfriar y listo. Verán que vale la pena el esfuerzo...

Brioche

Este es un pan bien francés del tipo de los enriquecidos porque su masa lleva manteca y huevos. El resultado es un pan esponjoso y ligeramente dulzón. Por su suave sabor podemos usarlo para desayunar o puede acompañar muy bien una cena, con algún quesito sabrosón.

Pan Brioche

Leche 80 ml
Huevos 4
Manteca 100 g
Sal 2 cc
Azúcar 70 g
Harina 0000 575 g
Levadura seca 10 g

Colocar los ingredientes en la panificadora , en el orden acostumbrado. Indicar programa 13 y al cabo del proceso amasar sobre tabla ligeramente enharinada. Cortar la masa en 8 porciones iguales, formar bollitos y acomodarlos en dos moldes de budín inglés previamente forrados con papel manteca. Dejar levar hasta duplicar el volumen y llevar a horno moderado aproximadamente 40 minutos. Con esta cantidad de masa salen 2 brioches del tamaño de la foto, de 500g cada una (aproximadamente). Y después ... a disfrutar!

Pancitos de avena y miel

Esta es una semana un poco atareada, con más trabajo y además me he propuesto finalizar un par de proyectos de tejido y no empezar otros (que ya tengo en mente) hasta haberlo hecho (soy hija del rigor!) Eso no impide que siga cocinando, por que el pan NO puede faltar en casa. Nos encanta! Hace rato que no hacía pan con avena, así que ahí puse manos a la obra y nacieron estos pancitos. Tienen un olorcito especial producto de la miel y son compactos y suaves por la avena, ademas de nutritivos. Si se desea se pueden agregar frutos secos, y son así solitos un excelente desayuno.
Pancitos de avena y miel
Harina 000 300g
Harina integral 200g
Sal 2cc
Aceite de maiz 2cs
Copos de avena instantánea 120g
Miel 3cs
Leche tibia 150ml
Agua tibia 225ml
Levadura seca 2cc
Formar una espuma con 1cs de harina, 1cc de azúcar, 100ml de agua tibia y la levadura. Estas cantidades las restamos del total de los ingredientes. Colocar el resto de los ingredientes en la cuba de la panificadora, según el orden habitual. Programa 13 en la Moulinex (masas levadas) y al cabo del proceso amasar y formar los bollitos. Dejar levar hasta que doblen el volumen y cocinar en horno moderado por 15 minutos (depende del horno).
Si lo hacemos a mano debemos formar la espuma de igual modo. Luego realizamos una corona con las harinas y en el medio volcamos los demás ingredientes. Vamos incorporando la harina hasta formar una masa suave. Amasamos durante 15 minutos y dejamos levar. Luego desgasificamos, formamos los bollitos, dejamos levar y al horno!
Habrán notado que en casi todas las recetas se incluye aceite. En general cocino con aceite, para evitar las grasas saturadas. La materia grasa cumple la función de suavizar la masa y además hace que el pan dure más tiempo. Yo en casa hago pan día por medio y les puedo asegurar que el pan casero se conserva bien por 2 o 3 días.

Pan de leche trenzado

Un delicioso pan dulcecito, especial para la merienda o para comer con queso. Se me ocurrió hacerlo por que tenía ganas de probar eso de trenzar el pan. Anduve buscando videitos y como siempre digo, en internet esta todo, jaja.
Pan de Leche trenzado
Harina 000 500g
Sal 1 1/2 cc
Azúcar 3 cs
Huevos 1
Aceite 2 cs
Levadura seca 2cc
Leche tibia 300ml

Disolver la levadura en 50ml de leche tibia con una cucharadita de azúcar (que tomamos del total que lleva la receta) y dejar que haga espuma. Colocar los ingredientes en la cuba de la panificadora en el orden acostumbrado (líquidos primero, harinas después, levadura al final). Colocar programa 13 (masas levadas en Moulinex) y al finalizar retirar la masa. Estirar sobre la mesa hasta formar 2 o 3 chorizos. Si lo desean se puede trenzar con 3 cabos (como quien hace una trenza de cabello) o con 4 cabos, que se puede aprender de este video. Hagan la prueba, no es tan dificil y el resultado es atractivo a la vista. Dejar levar una hora y llevar a horno moderado.

Algo que no he dicho es que todas estas recetas que hago en la panificadora bien pueden hacerse a mano, mezclando los ingredientes, amasando y dejando realizar un primer levado. La ventaja que le encontré a la panificadora es que me facilita y me acorta los tiempos, no tengo que estar tan pendiente. Como en casa no compramos pan, es una ayuda importante. Por lo menos hasta que pueda comprar la KitchenAid (suspiro).

Pan hokkaido


Este es un pan lacteado japonés. La receta la aprendí de un blog muy lindo que se llama La olla suiza. Lo había visto hace tiempo y me daba curiosidad hacerlo. Lo hice, lo comí y ya tengo ganas de volver a hacerlo!! No solo es sabrosísimo, si no que tiene una forma, color y olorcito que invitan al mordiscón. Es muy suave, de miga compacta y blanda. Y levemente dulzón, sin empalagar.
Esta es mi versión, levemente modificada. Aquí encontraran la receta original.
Pan Hokkaido
Harina 000 600 g
Levadura seca 1 1/2 cc
Leche en polvo 30 g
Azúcar 70 g
sal 1 1/2 cc
Aceite 2 cs
Huevos 1 (medianito)
Leche fluida 150 ml
Buttermilk 150 ml

Primero disolver la levadura en 50ml de leche con una cucharadita de azúcar y dejar que haga espuma. Luego colocar los ingredientes en la panificadora, en el orden recomendado (primero los líquidos, luego la harina y al final la levadura disuelta). Indicar programa 13 (moulinex) de masas levadas y al cabo del proceso retirar la masa y amasar a mano para desgasificar. Luego se divide la masa en 4 partes, las que se estiran a lo largo y se enrollan. Una vez enrolladitas se colocan en un molde de budín ingles (una al lado de la otra), cubierto con papel manteca ligeramente aceitado. Se deja reposar en ambiente tibio 1 hora y se lleva a horno moderado por espacio de 40-50 minutos (depende del horno).
Se los recomiendo tibiecito a la mañana....mmmmhhhh!!

Carteroooooo!!!

LLegaron mis regalitos!! Son los que corresponden al swap envelope que se organizó en el grupo de Ravelry. Mi secret pal fue Alejandra (aka alepont) Recibí un alfiletero nuevo (el mío ya estaba un poco pa jubilarse), una agarradera primorosa, unos botoncitos como para mis niñitos re-lindos (que no había visto por estos pagos), una Revista Labores del Hogar (me hizo acordar muchísimo a las revistas Labores que tenía mi mamá). La revista me gustó tanto que ya veo se convierte en mi próximo vicio...Y lo más importante: una cartita a mano y un tiempo dedicado a mimar a una persona parecida a una, pero de la cual uno quizá conoce poco...Hacen falta más mimos de ese tipo a veces, no?
Ojalá se haga algún otro intercambio, yo ya me anoto!!

Pan granjero con piñones

Esta es mi versión del Pan Granjero de la página Club-Paneo, un sitio que visité bastante al comprarme la panificadora. Hay lindas recetas que suelo modificar ligeramente para adaptarlas a los gustos de casa.
Pan Granjero con Piñones
Harina 000 3 cups
Harina de centeno 1 1/2 cups
Harina integral 1 1/2 cups
Miel 2cs
Sal fina 1 1/2 cc
Aceite 2 cs
Agua tibia 450ml
Levadura seca 1 1/2cc
Piñones de araucaria picados groseramente 1 cup.

Primero diluyo la levadura en 100ml de agua tibia (que resto de la cantidad total) con una cucharadita de azúcar y una cucharada de harina. La dejo reposar hasta que forma espuma. Coloco en la cuba de la panificadora los ingredientes en el orden recomendado (primero los líquidos, luego las harinas). Luego hago un huequito en la harina y coloco la espuma que formé con la levadura. Elijo programa 2 (pan francés), peso (1000g) y color de corteza (medio). Cuando la máquina hace un pitido agrego los piñones. Luego me siento a esperar a que me entregue el pancito, jaja.
Ultimamente estoy quitando las paletitas amasadoras luego del último amasado, le doy forma al pan y lo vuelvo a la maquinita. Así evito que luego se me rompa el pancito al quitarlas una vez cocido. A mi me encanta hacer (y comer) pan. Y esta maquinita ha sido una de mis mejores inversiones. La uso principalmente para el amasado y leudado, pero es práctica para no tener que encender el horno en verano...

Buttermilk Muffins



Seguimos con los placeres pecaminosos...esta es una receta que adapaté para poder utilizar el suerito que quedaba luego de fabricar manteca casera. Este año descubrí los muffins, nunca los había hecho antes y realmente son ricos y fáciles, no hay que batir mucho ni nada. Con la receta base se pueden hacer muchísimas variedades, modificando levemente los ingredientes. El secreto está en mezclar por un lado los elementos secos y por otro los húmedos y al final mezclar ambos. Solo hay que mezclar, no hace falta batir, y si quedan grumos no importa. El adornarlos con diferentes cubiertas dulces coloridas (granas, glacé, m&m's) es todo un arte, pero yo no realizo ese paso, por que ya me parecen suficientes calorías así solitos, jeje.
Los de la foto son sabor vainilla con chips de chocolate. Otro día les muestro otras variedades...
Buttermilk muffins.
500g harina leudante
120g de azúcar
1 pizca de sal
3 huevos
50ml de aceite de maiz
200ml de buttermilk
1 cs (cuch sopera) de esencia de vainilla
150g de chips de chocolate
Por un lado se mezclan la harina, el azúcar y la sal. En otro bol se mezclan el aceite, la buttermilk, los huevos y la esencia. Esto se incorpora de golpe a los ingredientes secos y se mezcla hasta formar una crema espesa. Se agregan los chips. Se reparte la mezcla en moldes de muffins aceitados o forrados con pirotines. Se lleva a horno moderado 15min. o hasta que al introducir un palillo salga seco. Desmoldar sobre rejilla. Salen 18 muffins grandecitos.
Si no tienen tanta buttermilk o no tienen nada se usa leche directamente. Yo siempre tengo leche a mano porque si la preparación lo requiere agrego algo más.
Yo los guardo bien tapados en la heladera y duran 2 o 3 días. Antes de consumirlos los entibio apenas en el microondas.

Pecado... o de como hacer manteca en casa

Esta receta la vi en el programa de Utilísima que se llama industria casera. Es muy fácil de hacer y el resultado es una manteca aterciopelada, suave, una delicia...un placer pecaminoso...
Manteca de la casa
Colocar en un bol o en la procesadora 500cc de crema de leche, una cucharadita de sal fina y batir hasta que se corte y se separe la grasa (manteca) del suero. Luego se cuela en un colador forrado con un lienzo, se da forma y se conserva en heladera.
A esta manteca se la puede saborizar con hierbas. El suero que se separó no se tira, lo guardamos ya que es el famoso buttermilk de las recetas americanas. Yo lo uso para hacer muffins, cuya receta postearé mañana, ya que ahora están creciendo en el horno...

Budin 1,2,3

Mañana se reunen las tejedoras raveleras en Capital y me encantaría estar allá con ellas, conocerlas y charlar un rato y aprender algo más de tejido. Como ese gusto no me lo puedo dar aunque sea les quiero acercar esta archi conocida receta de budín, ya que no solo de lanas vive la mujer y al mate hay que acompañarlo bien. Segurito alguna se hace un momento y lo prepara...
Budín 1,2,3 de yogur.
1 yogur de vainilla
1 medida de aceite de maiz o girasol
2 medidas de azúcar
3 medidas harina leudante
3 huevos
opcional un chorrito de esencia de vainilla

Para las medidas usamos el mismo potecito de yogur. Batimos los huevos con el azúcar, el yogur y el aceite. Incorporamos la harina y batimos un poco más (unos 3 minutos con batidora) y luego colocamos en budinera enmantecada y enharinada. Se cocina en horno moderado unos 40 min (depende del horno) o hasta que está dorado y al introducir un palillo este sale seco. Que la pasen lindo!!
 
Locations of visitors to this page